Página 97 - portada 16

Versión de HTML Básico

El Búho Nº 16
Revista Electrónica de la
Asociación Andaluza de Filosofía.
D. L: CA-834/97. - ISSN 1138-3569.
Publicado en
www.elbuho.aafi.es
96
resplandecientes desbordan su abundante luz en medio de las más negras
tinieblas y en ese lugar totalmente intangible e invisible inundan de
hermosísimos fulgores a las mentes deslumbradas.
Cobran nuevo y más rico sentido estas palabras tras la lectura reposada de
los distintos capítulos, y traen a la memoria otro hermoso texto, el
Itinerario de la
Mente a Dios
de San Buenaventura. Y es que este, en la última etapa del camino
cita esta oración a Dios trino de Pseudo Dionisio así como los iniciales consejos que
este daba a Timoteo
7
. Así, vemos que realmente en esa oración estaba ya todo el
camino, todo el método, y que tras recorrerlo se vuelve a él, pues quizá la oración,
tan cercana a la poesía, sea uno de los modos de expresar las más hondas
impresiones, vivencias, intimidades... un modo de expresar muy cercano al silencio,
a la contemplación, a la mirada. De tal modo que, paradójicamente, se termina en
el origen, dejando paso al Silencio ...envueltos en las deslumbrantes tinieblas.
7
San Buenaventura.
Experiencia y teología del misterio. Itinerario del alma a Dios. Incendio de amor,
soliloquio. El Árbol de la vida. De la vida perfecta.
Madrid: BAC, 2000. Nos referimos concretamente al
último capítulo del itinerario:
VII. Unión con Dios por amor.
Páginas 55-58. En otras ediciones se traduce
este capítulo como
Exceso mental y místico, en el que se da descanso al entendimiento, traspasándose el
afecto totalmente a Dios, a causa del exceso.
En ambos casos es significativo apreciar el lugar en que
aparecen estas referencias a la teología mística, como culminación de este proceso esencialmente
transformativo. Es el caso de
Obras de San Buenaventura, I.
Madrid: BAC, 1968. Páginas 530-534.