Página 85 - portada 16

Versión de HTML Básico

El Búho Nº 16
Revista Electrónica de la
Asociación Andaluza de Filosofía.
D. L: CA-834/97. - ISSN 1138-3569.
Publicado en
www.elbuho.aafi.es
84
y se ha creado una hermandad secreta
cuyos fines no ignoran mis espías.
Pero con esas gentes es preciso
tener cordura: que hablen. Si existiera
su soñado país, sería un fraude:
ningún hombre en sus fábulas he visto,
sólo un plan sin relieve y una vida
sin amigos, caballos sin horizontes.
Sólo he visto un poder que odia a la sangre,
y predestinación, y ley que dice
derecho y no deber, y ley que castra.
Que los marinos beban cuanto quieran:
si existe ese país que ofende al hombre,
asolaré en justicia sus dominios.”
El lenguaje poético puede cumplir muchas funciones en la sociedad actual, pues a
través de las experiencias literarias y artísticas los ciudadanos pueden abrirse,
como decía Zambrano, a otros mundos, a otros modos de ser, a otras posibilidades
de entender y vivir y de tratar las realidades y de tratarnos. Por ello, las artes y
letras deben tener una presencia importante en la educación, junto a las ciencias.
Pero algunos poetas como “marinos borrachos” se han desacreditado en la
sociedad actual, pues la palabra poética puede ser el arma ideológica, terrorista,
fundamentalista, pero el cuerpo siempre lo pone la víctima, el soldado y los civiles
inocentes. Por eso tras su exilio de 1939, Mª Zambrano pronto comprendió que
debería reconvertirse la poesía como palabra de sangre del pueblo en manantial de
agua clara y limpia, viva y sana, razón misericordiosa, comentaba Jesús Moreno.
Pocos son los que aceptan hoy que la poesía, el arte en general, consista en
imponer una revolución política abstracta atea o religiosa o fundamentalista…, más
bien la buena poesía se hace al describir las realidades desde sí mismas con actitud