Página 77 - portada 16

Versión de HTML Básico

El Búho Nº 16
Revista Electrónica de la
Asociación Andaluza de Filosofía.
D. L: CA-834/97. - ISSN 1138-3569.
Publicado en
www.elbuho.aafi.es
76
aparece. Por encima del ser y del no ser, persigue la infinitud de cada cosa,
su derecho a ser más allá de sus actuales límites. “Me parecería que cada
ser tenía derecho a otras vidas” [ib.]. Porque cada ser lleva como posibilidad
una diversidad infinita con respecto a la cual, lo que ahora es, es
únicamente porque ha vencido de momento. Significa una injusticia.
La realidad es demasiado inagotable para que esté sometida a la
justicia, justicia que no es sino violencia. Y la voluntad aún extrema esta
violencia “natural” y la lleva a su último límite. La palabra de la poesía es
irracional, porque deshace esta violencia, esta justicia violenta de lo que es.
No acepta la escisión que el ser significa dentro y sobre la inagotable y
obscura riqueza de la posibilidad. Quiere fijar lo inexpresable, porque quiere
dar forma a lo que no la ha alcanzado: al fantasma, a la sombra, al ensueño,
al delirio mismo. Palabra irracional, que ni siquiera ha presentado combate a
la clara, definida y definidora palabra de la razón. ¿De cuál de ellas será la
victoria?”.
María Zambrano,
Filosofía y poesía
, o.c., pp. 114-115.
En este espléndido fragmento de
Filosofía y poesía
Mª Zambrano, aunque admite la
necesidad biológica y cultural de ambos modos de pensar-decir, el conceptual,
propio de las ciencias y de la filosofía abstracta y academicista, y el poético, propio
de las artes y las letras, señala que hay una guerra (
polemós
) o lucha (
agonía
)
entre ambos y que la Historia de Occidente significa el triunfo del lenguaje racional
científico (logocentrismo, logocratismo), ligado a las tecnologías y a la economía
industrial, que es un lenguaje que hace injusticia y violenta la realidad, al
esquematizarla en los conceptos cuantificables, frente al lenguaje poético, que
habla de paz, justicia y amor con las realidades de este mundo y de otros. El texto
se cierra con una pregunta inquietante, de quién será la victoria, aunque las
sucesivas obras de Zambrano no harán sino ratificar el pesimismo ante los
derroteros y consecuencias de la victoria de la razón instrumental, positivista,
materialista y cientificista en Occidente: la razón conceptual está colonizando y
destruyendo el mundo de la vida humana, mientras que la razón poética apenas
puede tomar la palabra y hacerse oír para mejorarlo.
Solemos proponer en las clases con los alumnos un resumen para tener
algunos elementos de comparación entre ambos lenguajes: