Página 71 - portada 16

Versión de HTML Básico

El Búho Nº 16
Revista Electrónica de la
Asociación Andaluza de Filosofía.
D. L: CA-834/97. - ISSN 1138-3569.
Publicado en
www.elbuho.aafi.es
70
entre cultura/lenguaje y vida, entre instituciones culturales e impulsos vitales; se
trataría de enraizar el lenguaje en la vida y ello da lugar a una “estilística” con una
cara social –pragmática social del lenguaje- y una cara personal –fenomenología de
la significación intencional de los sujetos- (Cerezo, p. 382). Esa estilística como
lengua viva, hablada, pronunciada, nos lleva, como muy acertadamente señala
Cerezo, a la “estilística de la corporalidad” (p. 384); situando las alusiones
orteguianas en la línea de la fenomenología del lenguaje corporal de Merleau-Ponty,
el segundo Wittgenstein, etc. Y en esa
carnalidad del habla
es donde va a inspirarse
María Zambrano, en la estela de la poesía española, siendo Antonio Machado el
poeta que origina y motiva la
razón poética, de honda raíz de amor
11
. La
razón vital
orteguiana al expresarse lingüísticamente se desarrolla como razón histórica,
narrativa, biográfica, metafórica, periodística, ensayística, personal y carnal,
saliendo desde los hondones de las entrañas y de las vivencias de las
circunstancias. Advierte P. Cerezo que en Ortega ya hay una descripción y defensa
de una “proto-palabra”, una palabra poiética y originante como diferente a la
palabra conceptual, abstracta, terminológica, científica, (p. 392). Esta distinción va
a estar muy presente en la filosofía del lenguaje en María Zambrano, como
veremos. Escribe P. Cerezo:
“En definitiva, Ortega podría concluir, desde el supuesto fenomenológico de
la razón vital, que el decir es tanto más claro y luminoso cuanto más
profundamente se encuentre implantado, en su uso efectivo, en la zona
abisal de la vida” (p. 393).
Esa zona abisal o abismal de la vida humana es la que va a describir María
Zambrano desde la razón en la sombra, desde su logos oscuro, con la ayuda de la
poética cordial de Antonio Machado, la filosofía poética de F. Nietzsche y los
estudios del arabista Louis Massignon y la mística
12
. Sin embargo en el apartado “4.
La poesía como decir originario” decía Pedro Cerezo: “Lástima que Ortega no haya
apurado este tema” (p. 407), indicando que Heidegger sí se adentró en la palabra
poética, como hicieron también Miguel de Unamuno, Antonio Machado y luego
11
Nuestros trabajos “Antonio Machado en María Zambrano”, “Antonio Machado, maestro de la razón
poética”. Cuando definimos en las clases la Filosofía solemos aludir a Platón -filosofía, amor al saber- y a
Ortega y María Zambrano –filosofía, saber de y con amor-.
12
Una obra de conjunto: Jesús Moreno Sanz,
El logos oscuro: tragedia, mística y filosofía en María
Zambrano,
Ed. Verbum, 2013, 1744 páginas.