Página 68 - portada 16

Versión de HTML Básico

El Búho Nº 16
Revista Electrónica de la
Asociación Andaluza de Filosofía.
D. L: CA-834/97. - ISSN 1138-3569.
Publicado en
www.elbuho.aafi.es
67
pensar en esos contenidos dejan de existir esas cosas físicas
4
. Hemos dado el paso
entonces al
paradigma de la conciencia
que ha cambiado la situación, lo que
denominó Kant “revolución copernicana”
5
emulando la revolución física del
geocentrismo al heliocentrismo: ahora la realidad es el satélite de ese sol radiante
de luz racional que es el yo trascendental universal. Tanto el empirismo inglés
como el racionalismo europeo y la síntesis kantiana justificaron la actividad
productiva e intelectiva del sujeto lógico universal. La revolución industrial europea
sería la consecuencia de aplicar los principios de la productividad científica y
tecnológica del sujeto humano: el yo produce la realidad. Esta es la
dialéctica de la
Ilustración
explicitada por Adorno y Horkheimer.
Desde la pasión romántica por las culturas primitivas, los viajes a otras
tierras y países se fue despertando durante el siglo XIX una vocación de estudio de
los idiomas particulares de distintos pueblos, lo que hizo que se desarrollaran muy
ampliamente las llamadas
ciencias del espíritu
, en las que habría que incluir los
estudios de los filólogos como Humboldt, Nietzsche y de los historiadores Dilthey,
Schleirmacher, etc. Por esta senda discurrirá la fenomenología de Husserl y la
hermenéutica del ser y la existencia de Heidegger, que influirán ampliamente en J.
Ortega y Gasset y en su alumna y discípula María Zambrano, además de en muchos
otros pensadores de la Escuela de Madrid en filosofía, en el exilio filosófico posterior
a 1939 y en Iberoamérica.
Por ello, el gran descubrimiento ontológico para muchos pensadores de los
siglos XIX y XX ha sido el
lenguaje
, el carácter universal del lenguaje como
fundamento más hondo y determinante tanto de la
conciencia pensante
humana
como de los modos de
darse la realidad
. Aún hoy se siguen hablando más de seis
mil idiomas. El lenguaje se desveló entonces como el fundamento desde el que
habría que decir y explicar tanto las realidades del mundo como esa especial
realidad que es la mente humana. Este enraizamiento de la realidad y de la
conciencia en el lenguaje se conoce como
paradigma lingüístico,
como
giro
lingüístico
6
según R. Rorty:
4
Discurso del método
(1637), cap. II, hay varias traducciones y ediciones.
5
Kant,
Kritik der reinen Vernunft. Erster Teil, Werke,
Band 3
,
B XIII, XIV “Zur zweitten Auflage”,
Darmstadt, 1983.
6
Rorty, R.,
El giro lingüístico
(
The linguistics Turn,
1967), Paidós, Barcelona, 1998. Vid: Acero, J.J., Busto, E.,
Quesada, D.,
Introducción a la filosofía del lenguaje,
Cátedra, Madrid, 1989; Frápolli, Mª. J., y Romero, E.,
Una
aproximación a la filosofía del lenguaje,
Madrid, Síntesis 1998.