Página 65 - portada 16

Versión de HTML Básico

El Búho Nº 16
Revista Electrónica de la
Asociación Andaluza de Filosofía.
D. L: CA-834/97. - ISSN 1138-3569.
Publicado en
www.elbuho.aafi.es
64
parteras del bien, el trabajo necesario de lo negativo para que nazca lo positivo o,
en un terreno más resbaladizo por religioso, una pedagógica imitación de la pasión
de Cristo. Este tipo de defensas me han parecido siempre y me parecen tóxicas,
despiadadas y hasta vomitivas. Son la expresión de un corazón entre duro como
una piedra e ignorante también como una piedra. Quiero añadir que la mayor de las
religiones, además de cobijar y consolar, han sido causa de enfrentamientos,
muertes y odios. Es oportuno decirlo siempre, y más ahora que una exmonja se ha
empeñado en afirmar que no son las religiones las que traen consigo los conflictos
bélicos sino la política. Los yihadistas, nos cuenta, no matarían por Alá sino por
razones, o sin razones, políticas. Eso no se lo cree ni ella. La política suele tiranizar
con la fuerza externa. La religión, como el caballo de Troya, desde dentro .Pero los
males no acaban ahí porque existe otro tipo de mal que no está en nuestras
manos, que no creamos ni criamos. Son las enfermedades, efímeras o crónicas,
graves o leves, esas compañeras inseparables de nuestra existencia. El dolor físico
y el sufrimiento síquico pertenecen a la esencia de la salud. Se han dado tantas
definiciones de enfermedad que avergüenza atreverse a aumentar la lista. Sí
podemos decir que hay dos polos, el de la enfermedad y el de la salud. El grado
cero de la primera consistiría en padecer a causa de una disfunción extrema del
organismo. Y el máximo grado de la segunda en gozar con un organismo en el que
todo funciona a la perfección. En realidad, en vez de más o menos acertadas
definiciones, podríamos recurrir a la teoría de la evolución y a la cesación con la
que acaban nuestras vidas.
“La Vida Buena”, el primero de los cuatro libros antes citados se inserta no en
una lucha entre la vida y la muerte puesto que esta vida….